El destino de la luz




El destino de la luz fue escrito originalmente como epílogo del libro de Alfredo Molano Siguiendo el corte: relatos de guerras y de tierras (1989), pero, aunque el autor lo consideró “el capítulo más hermoso del libro”, su misma fuerza interior, el particular tono poético y la reiteración en el personaje —el mítico comandante de las guerrillas del llano, conocido como ‘El Tuerto’ Giraldo—, a quien le dedicó el primer capítulo del libro, fueron razones suficientes para que el editor lo excluyera de ese volumen.

Después de reposar durante un par de años en el cajón de los recuerdos, Alfredo decidió obsequiarnos el texto con una dedicatoria: “este es mi aporte al trabajo que hacen ustedes por el llano.”

Días después, Siguiendo el corte se hizo acreedor del Premio Nacional del Libro ‘Antonio Nariño’, otorgado por Colcultura en 1992 al mejor libro publicado en el último lustro en Colombia. Veinticinco años después, hemos decidido publicar lo que iba a ser el séptimo y último capítulo de esa premiada obra; ahora como libro independiente.

El destino de la luz es un texto que aporta elementos fundamentales en la recreación de momentos neurálgicos para la historia nacional, en la voz del legendario personaje guerrillero de los años cincuenta en los llanos: Berardo ‘EI Tuerto’ Giraldo.

La inconfundible pluma de Alfredo Molano se desliza, fluida y profunda, a través del testimonio de este hombre de guerras y batallas, con un particular manejo del lenguaje coloquial, anecdótico y directo. El relato aborda las vivencias del personaje principal, y seduce al lector con su tono poético y un despliegue impecable de técnica literaria, enriquecida, como es ya habitual en el autor, con una mezcla de drama, tragedia y el singular sentido del humor popular, que de manera simultánea se entrelaza con un contenido histórico y sociológico de profunda significación.

El destino de la luz condensa, a manera de relato, la rica diversidad de hechos que permean la histórica confrontación de una sociedad protagonista del pasado que marcó una huella indeleble en el desarrollo de los llanos y del país.

Con este breve relato, Alfredo nos deja el alma impregnada de la poesía y la filosofía populares en la voz de un guerrero tan arisco como su propio destino.

Jaime Fernández Molano
El Aleph, Restrepo, Meta, abril de 2017

0 comentarios:

Dí lo que piensas...