domingo, 28 de octubre de 2012

La Red de Bibliotecas Públicas de Castilla La Nueva, Meta


Una apuesta por la cultura y la vida

Un proyecto que ha generado sentido de pertenencia, avidez intelectual, entretenimiento, aprovechamiento del tiempo libre, creatividad, goce e interés por la lectura.



Castilla La Nueva, a 55 km. de Villavicencio, es un municipio con promedio de ocho mil habitantes que posee cinco bibliotecas al parque (tres en veredas y dos en el casco urbano) y una biblioteca pública en su vereda más importante (centro poblado San Lorenzo).
Esta Red tiene un total de 6.750 libros, que cuenta con un promedio de 2.300 beneficiarios mensuales (niñ@s, jóvenes y adultos), entre usuarios habituales de las bibliotecas y asistentes a los diversos eventos lúdicos, artísticos y culturales alrededor de la Red.
En San Lorenzo, con una población de 610 habitantes, su Biblioteca Pública posee 5.000 títulos, es decir que hay una oferta de 8,2 libros por cada habitante. Las cinco Bibliotecas al Parque, que tienen una oferta de 350 libros cada una, están ubicadas en las veredas Violetas, El Toro, Arenales, y en el parque central y el barrio El Paraíso, en el casco urbano del municipio. Pero más que la cantidad de libros, la importancia radica en que estas bibliotecas están vivas, abiertas y en permanente actividad al servicio de niños, jóvenes y adultos.
Dentro del proyecto se desarrollan permanentes actividades lúdicas y recreativas, obras de teatro, talleres de lectura en voz alta; todas basadas en la importancia del libro como motor, razón y sueño para la vida.



Objetivos de la Red

El objetivo primordial de este proyecto, que forma parte del macroproyecto de formación cultural de Castilla La Nueva que adelanta la Corporación Cultural Entreletras, es la de implementar la Red Local de Bibliotecas al servicio de niños, jóvenes y adultos, como una forma de acceso directo al conocimiento, la recreación y el goce de la lectura, a través de programas y actividades lúdicas, académicas y recreativas.
Se busca que los habitantes de las zonas rurales y urbanas de Castilla La Nueva accedan a todos y cada uno de los servicios que ofrece la Red y amplíen sus conocimientos, mejoren su nivel de vida y disfruten del derecho y el acceso real a las distintas manifestaciones artísticas y culturales que se ofrecen desde el proyecto.
Para la Corporación es muy satisfactorio cultivar el sentido de pertenencia y de respeto por el otro y por los elementos culturales y del conocimiento, a través de las actividades de la Red.



La historia detrás de los libros

Las Bibliotecas al Parque –como conjunto– y la Biblioteca Pública de San Lorenzo fueron creadas y puestas en marcha a partir del año 2005, en la primera administración del ingeniero Édgar Fernando Amézquita, quien volvió a ser elegido para el actual periodo de gobierno (2012-2015). A partir de entonces y hasta diciembre de 2007 funcionaron como un proyecto bandera de la administración en el tema cultural. Pero a partir de 2008 todas las bibliotecas fueron cerradas por la siguiente administración. En 2012, con la nueva administración se reabrieron las bibliotecas, como parte del nuevo Plan de Desarrollo Municipal para este cuatrienio. En esta ocasión el proyecto de la Red forma parte de un convenio marco suscrito entre el Municipio de Castilla La Nueva y la Corporación Cultural Entreletras (ONG con 31 años de experiencia en el tema), entidad encargada de su administración y desarrollo.



Recursos, apoyos y alianzas

Los principales recursos que hacen posible el proyecto lector de Castilla La Nueva, han sido los didácticos, educativos y lúdicos, orientados hacia toda la población, y en especial hacia los beneficiarios de la Red y los mismos bibliotecarios y promotores de lectura.
En primera instancia se ha desarrollado una actividad permanente de capacitación (en Castilla, Villavicencio y Bogotá) a los promotores de lectura (bibliotecarios), por convenios y alianzas con entidades como Fundalectura, Banco de la República, Ministerio de Cultura y la Red Distrital de Bibliotecas de Bogotá. Se tienen talleres permanentes de lecturas y escrituras creativas dirigidos a niños y niñas, uno en la biblioteca de San Lorenzo y otro en el casco urbano. Se realizan actividades permanentes de lúdica, teatro y cine al parque en las sedes de las bibliotecas; todas alrededor de la magia del libro.



El apoyo institucional, la convicción del alcalde y su consecuente compromiso y prioridad de gobierno frente al tema cultural en general y al de la Red Local de Bibliotecas en particular, ha sido fundamental para su desarrollo y éxitos obtenidos.
En este mismo sentido se ha pactado una serie de alianzas, en primera instancia con el Núcleo Educativo del Municipio y sus instituciones educativas, profesores y estudiantes, quienes han sido involucrados como actores fundamentales para llevar a cabo este proceso de lectura y bibliotecas; igualmente con las diversas Juntas de Acción Comunal, y los padres de familia, también fundamentales en el proyecto.




El principal recurso

Pero por encima de todo, está el recurso más importante de Castilla La Nueva: su gente. Los niños, niñas y jóvenes de Castilla La Nueva están completamente engolosinados con sus bibliotecas, pues muchos jamás habían pisado una y para otros la biblioteca era un simple y remoto recuerdo, ya que duraron cuatro años cerradas.
Todos disfrutan de las diversas actividades (ya descritas) que se desarrollan a través de la Red.
El servicio de préstamo a domicilio, ofrecido por todas las bibliotecas, ha potencializado los índices de lectura.
Un dato adicional: la pérdida y daño de libros no llega al 1%, resultado de que sus beneficiarios saben y sienten que esos libros son suyos y hay que cuidarlos.
La coordinación de los servicios de la Red con los docentes, ha optimizado el disfrute y elevado el nivel académico de los estudiantes, a la vez que ofrece un importante índice en el aprovechamiento del tiempo libre.



Los beneficiarios de los talleres y las demás actividades que se desarrollan alrededor del proyecto, se interesan cada día más por leer, aprender y disfrutar de la lectura. Según los mismos docentes, se ha mejorado el nivel de comprensión de lectura entre la población estudiantil y juvenil.
Es de destacar igualmente el interés de los promotores de lectura por mantener activas sus bibliotecas y por seguir capacitándose cada día.
Un elemento aparentemente inadvertido, pero que ha dado los mejores resultados es la magia que produce el libro leído en voz alta, y que cautiva cada vez más lectores (de todas las edades).
Lo mismo ocurre con las actividades lúdicas y recreativas alrededor del libro, que llaman poderosamente la atención.



Garantía de continuidad

La continuidad y permanencia del proyecto está garantizada por cuanto se encuentra inscrito en el nuevo Plan de Desarrollo del Municipio, como un compromiso institucional. En el mismo Plan de Desarrollo se incluyó la construcción de la nueva Biblioteca Pública de Castilla La Nueva, que debe comenzar a construirse a finales de este año, y que se debe dar al servicio en el año 2013, con una inversión ya aprobada de $1.200 millones, lo que va a ampliar y fortalecer enormemente el servicio y la Red.



Es importante señalar que para el nivel en que se encuentra Castilla La Nueva (en la franja de menos de 10 mil habitantes), es uno de los municipios de Colombia que más oferta bibliotecaria ofrece a sus habitantes, y no solo en cantidad y calidad de títulos, sino en la oferta real de actividades generada por el proyecto, que –vale señalar– ha priorizado, como muy pocos municipios en el país, la lectura en las veredas.



El mejor resultado se ve en los niños, niñas, jóvenes y adultos del municipio, quienes demuestran con hechos, que han adquirido un sentido ejemplar de pertenencia hacia estos espacios vivos de la cultura y del vuelo de la palabra, como una manera clave de vivir en paz: Su Biblioteca.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...