martes, 30 de octubre de 2012

Concurso Departamental de Cuento 'Gotas de tinta' / Bases


Gobernación del Meta
Instituto Departamental de Cultura del Meta
Concurso Departamental de Cuento 
GOTAS DE TINTA
Dirigido a niños, niñas y adolescentes 
del departamento del Meta
Año 2012
La Gobernación del Meta revive este importante concurso que estimula el talento literario de niños y adolescentes del departamento, bajo la coordinación de la Corporación Cutural Entreletras. Aquí, las bases del concurso.
BASES

Afiche del Concurso
Ilustración tomada del libro El detective Lucas
ilustración de Roger Olmos


Para participar en el Concurso Departamental de Cuento GOTAS DE TINTA, correspondiente al año 2012, dirigido a niños, niñas y adolescentes del departamento del Meta, se deberá tener en cuenta las siguientes bases:

  1. Participantes y categorías
Pueden participar todos los niños, niñas y adolescentes residentes en el departamento del Meta y los estudiantes activos de cualquier institución de educación, pública o privada del departamento del Meta, y que clasifiquen dentro de las siguientes edades*:
CATEGORÍA A: De 8 a 11 años de edad
CATEGORÍA B: De 12 a 15 años de edad
CATEGORÍA C: de 16 a 18 años de edad
* Estas edades deberán ser vigentes a octubre 31 de 2012, y acreditarse de acuerdo con las exigencias de los organizadores.
  1. Tema
El tema será libre.
  1. Extensión y formato
El cuento (que debe ser escrito en español) tendrá una extensión mínima de una (1) y máxima de cuatro (4) páginas tamaño carta a doble espacio, por una sola cara en letra Times New Roman de 12 puntos (con márgenes mínimas de 3 centímetros a cada lado). Deberá estar escrito a máquina o en computador.
  1. Datos exigidos
El cuento (que debe llevar título) deberá estar marcado con el nombre completo del participante, edad, nombre de la institución educativa a la que pertenece (si está escolarizado) y del municipio respectivo. En hoja adjunta y pegada al cuento, deberá escribir de nuevo el nombre del participante, su número de documento de identidad, edad, categoría en la que participa, curso, nombre de la institución educativa a la que pertenece, nombre del municipio, un número de teléfono para contacto (del participante o de uno de sus padres o del representante legal del participante), y el título del cuento con el que participa. De igual forma, si el participante es menor de edad, deberá escribir el nombre de uno de sus padres o del representante legal del participante. Adjunta y pegada al cuento deberá anexar fotocopia del documento de identidad del participante.
  1. Número de ejemplares
Deberá enviar cuatro (4) ejemplares idénticos del cuento participante.
  1. Cuento inédito
El cuento debe ser inédito (no haber sido publicado en ningún tipo de medio (impreso, virtual, etc.).
  1. Autoría y responsabilidad sobre terceros
El cuento debe ser original y de autoría exclusiva del participante. Por lo tanto, cada participante (o en caso de ser menor de edad, sus padres o el representante legal del participante) se hace(n) responsable(s) de la autenticidad del cuento enviado al Concurso, y exime(n) a los organizadores del Concurso de cualquier responsabilidad y de reclamaciones y demandas de y contra terceros, derivadas de la autoría, originalidad y autenticidad del cuento participante.
  1. Un solo cuento
Cada concursante podrá participar únicamente con un cuento. De lo contrario será descalificado.
  1. Participación exclusiva
El concurso no acepta cuentos ya publicados, ni que estén participando en otro concurso, o que hayan sido premiados en cualquier otro evento.
  1. Cesión de derechos
Los ganadores y finalistas, a través de sus padres o representantes legales (o directamente si son mayores de edad), cederán los derechos patrimoniales de sus textos a los organizadores del concurso para su edición, adaptación, publicación, difusión e investigación.
  1. Derechos de nombre, imagen y contenido
Todos los participantes del presente Concurso aceptan que los organizadores del mismo puedan utilizar sin costo y públicamente su nombre e imagen, para publicitar, difundir y editar por cualquier medio, su participación y el contenido del texto participante con fines culturales.
  1. Remisión y entrega de los cuentos
a.    Envío institucional (recomendado)
Con el ánimo de facilitar la entrega de los trabajos participantes y evitar costos de envío a los autores participantes, a los padres de familia y/o a los representantes legales de los menores concursantes, el envío de los cuentos deberá ser preferiblemente realizado por las instituciones educativas, quienes tendrán que verificar que todos y cada uno de los cuentos cumplan con los requisitos exigidos en las presentes bases, y que tengan la hoja adjunta con los datos de identificación del participante, junto con la fotocopia de su documento de identidad, solicitados en las presentes bases. Dicha entrega conjunta de los trabajos deberá hacerse en un sobre cerrado. Dentro del sobre y en una hoja separada, se deberán entregar los datos de la institución, municipio, y la lista de los participantes, acompañada ésta de los datos individuales de los participantes solicitados por las presentes bases y la categoría en la que participa cada uno. En el sobre deberá especificarse el nombre de la institución, el nombre del maestro o directivo responsable de la participación (acompañado de su firma), el nombre del municipio al que pertenece la institución y los teléfonos de contacto.
b.    Envío individual
Los trabajos también podrán enviarse de manera individual, siempre que cumplan con todos los requisitos exigidos en las presentes bases, y adicionalmente, (si está escolarizado) adjuntando copia de documento que acredite su pertenencia a una institución educativa. Con excepción de los participantes mayores de edad, los envíos deberán ser remitidos por uno de los padres o el representante legal del menor participante, quien(es) lo respaldará(n) con una breve nota (en hoja que deberá ir al interior del sobre) en la que se declara responsable del participante (escribir el nombre del menor), y que debe llevar nombre, número de cédula y firma del responsable del menor concursante.
  1. Jurado Calificador
Teniendo en cuenta la masiva participación que se espera, y para garantizar el más cuidadoso proceso de selección de los trabajos presentados al Concurso, éste tendrá dos fases. En la primera fase habrá tres (3) preseleccionadores, que harán una primera lectura de la totalidad de los cuentos y realizarán una preselección de textos para ser entregada al Jurado Calificador. Estos preseleccionadores serán de idoneidad comprobada en el campo literario y del idioma.
En la segunda fase estará el Jurado Calificador que será conformado por dos (2) destacados escritores nacionales y tres (3) escritores regionales, todos del más alto nivel, autores de múltiples publicaciones y con gran reconocimiento y trayectoria en el campo literario, quienes escogerán los cuentos finalistas y ganadores. Sus decisiones y fallo serán inapelables.
  1. Premios
El Concurso premiará los puestos y menciones de acuerdo con las siguientes categorías:
CATEGORÍA A: De 8 a 11 años de edad
Primer Premio: computador portátil con impresora y kit de libros
Segundo Premio: computador portátil y kit de libros
Cinco (5) Menciones de Honor con kit de libros
CATEGORÍA B: De 12 a 15 años de edad
Primer Premio: computador portátil con impresora y kit de libros
Segundo Premio: computador portátil y kit de libros
Cinco (5) Menciones de Honor con kit de libros
CATEGORÍA C: de 16 a 18 años de edad
Primer Premio: computador portátil con impresora y kit de libros
Segundo Premio: computador portátil y kit de libros
Cinco (5) Menciones de Honor con kit de libros
Adicionalmente, los cuentos ganadores de las diferentes categorías serán publicados en el libro antológico del Concurso Departamental de Cuento GOTAS DE TINTA, versión 2012. De igual forma, los ganadores de primero y segundo premios de cada categoría, recibirán diez (10) ejemplares del libro publicado por el Concurso; y los ganadores de las menciones de honor recibirán cinco (5) ejemplares del libro.
PREMIO ESPECIAL PARA LAS INSTITUCIONES PARTICIPANTES. La organización del Concurso entregará a cada una de las instituciones educativas cuyos estudiantes ganen los primeros puestos de cada categoría, un PREMIO ESPECIAL consistente en un kit de libros para su biblioteca pública, al igual que cinco (5) ejemplares del libro publicado por el Concurso.
  1. Entrega de trabajos participantes
Los trabajos participantes deberán ser entregados personalmente o a través de envío postal o de mensajería en sobre cerrado que debe tener los siguientes datos:
Instituto Departamental de Cultura del Meta
(Concurso Departamental de Cuento GOTAS DE TINTA)
Calle 37 Nº 32-35, Centro, Villavicencio, Meta, Colombia.
(Y en el mismo sobre debe llevar los datos completos del remitente)
  1. Fechas de apertura y cierre del Concurso
La fecha de apertura del Concurso Departamental de Cuento GOTAS DE TINTA, correspondiente al año 2012, se dará a partir de la publicación de las presentes bases. La fecha de cierre del Concurso será el día viernes 16 de noviembre de 2012, a las 5:30 p.m. Después de esa fecha y hora, no se aceptará la participación de ningún trabajo concursante.
El fallo del Jurado Calificador se leerá en el acto especial de premiación que se realizará en la ciudad de Villavicencio, en el mes de diciembre de 2012. El Concurso Departamental de Cuento Gotas de tinta asumirá los gastos de viaje (vía terrestre), alojamiento y alimentación de los ganadores de primero y segundo premios de cada categoría, de acuerdo con lo registrado en el Acta del Jurado Calificador del Concurso. Los menores de edad tendrán derecho a viajar con un (1) acompañante.
17. Aceptación de condiciones
Con la sola participación en el presente Concurso, los participantes y sus instituciones respetivas aceptan expresamente la totalidad de las condiciones expuestas en las presentes bases.
  1. Resolución de asuntos inherentes al presente Concurso
Cualquier asunto no contemplado en estas bases, será resuelto por el Jurado Calificador y/o por los organizadores del Concurso.

Nota Importante
El Concurso Departamental de Cuento Gotas de tinta se reserva el derecho a verificar tanto la veracidad de la información entregada por los participantes, como la autoría de los cuentos.

Recomendaciones sobre Propiedad Intelectual y Derechos de Autor
Estimado participante: recuerde que si el cuento no es de autoría de quien lo firma, tendrá sanciones contempladas en la legislación colombiana.
No olvide que los Derechos de Autor son un conjunto de leyes que protegen la autoría de las obras literarias y artísticas. Cualquier alteración de una obra se convierte en una violación al Derecho de Autor. La copia de una obra, o parte de ella, se denomina PLAGIO y forma parte de las violaciones al Derecho de Autor. En Colombia esto constituye un delito y está contemplado en diferentes leyes como: Ley 23 de 1982, Ley 565 de 2000 y Ley 603 de 2000.
(Adaptación tomada de: Cartilla "Vivan los autores. Descubre sus derechos", publicada por la Dirección Nacional de Derechos de Autor de Colombia).


Alan Jara Urzola
Gobernador del Meta


Claudia Rujeles Flórez
Gestora Social


Gladier Charry de García
Directora
Instituto Departamental de Cultura del Meta

  
Organiza:
Corporación Cultural Entreletras

Informes: 3103334801 

domingo, 28 de octubre de 2012

La Red de Bibliotecas Públicas de Castilla La Nueva, Meta


Una apuesta por la cultura y la vida

Un proyecto que ha generado sentido de pertenencia, avidez intelectual, entretenimiento, aprovechamiento del tiempo libre, creatividad, goce e interés por la lectura.



Castilla La Nueva, a 55 km. de Villavicencio, es un municipio con promedio de ocho mil habitantes que posee cinco bibliotecas al parque (tres en veredas y dos en el casco urbano) y una biblioteca pública en su vereda más importante (centro poblado San Lorenzo).
Esta Red tiene un total de 6.750 libros, que cuenta con un promedio de 2.300 beneficiarios mensuales (niñ@s, jóvenes y adultos), entre usuarios habituales de las bibliotecas y asistentes a los diversos eventos lúdicos, artísticos y culturales alrededor de la Red.
En San Lorenzo, con una población de 610 habitantes, su Biblioteca Pública posee 5.000 títulos, es decir que hay una oferta de 8,2 libros por cada habitante. Las cinco Bibliotecas al Parque, que tienen una oferta de 350 libros cada una, están ubicadas en las veredas Violetas, El Toro, Arenales, y en el parque central y el barrio El Paraíso, en el casco urbano del municipio. Pero más que la cantidad de libros, la importancia radica en que estas bibliotecas están vivas, abiertas y en permanente actividad al servicio de niños, jóvenes y adultos.
Dentro del proyecto se desarrollan permanentes actividades lúdicas y recreativas, obras de teatro, talleres de lectura en voz alta; todas basadas en la importancia del libro como motor, razón y sueño para la vida.



Objetivos de la Red

El objetivo primordial de este proyecto, que forma parte del macroproyecto de formación cultural de Castilla La Nueva que adelanta la Corporación Cultural Entreletras, es la de implementar la Red Local de Bibliotecas al servicio de niños, jóvenes y adultos, como una forma de acceso directo al conocimiento, la recreación y el goce de la lectura, a través de programas y actividades lúdicas, académicas y recreativas.
Se busca que los habitantes de las zonas rurales y urbanas de Castilla La Nueva accedan a todos y cada uno de los servicios que ofrece la Red y amplíen sus conocimientos, mejoren su nivel de vida y disfruten del derecho y el acceso real a las distintas manifestaciones artísticas y culturales que se ofrecen desde el proyecto.
Para la Corporación es muy satisfactorio cultivar el sentido de pertenencia y de respeto por el otro y por los elementos culturales y del conocimiento, a través de las actividades de la Red.



La historia detrás de los libros

Las Bibliotecas al Parque –como conjunto– y la Biblioteca Pública de San Lorenzo fueron creadas y puestas en marcha a partir del año 2005, en la primera administración del ingeniero Édgar Fernando Amézquita, quien volvió a ser elegido para el actual periodo de gobierno (2012-2015). A partir de entonces y hasta diciembre de 2007 funcionaron como un proyecto bandera de la administración en el tema cultural. Pero a partir de 2008 todas las bibliotecas fueron cerradas por la siguiente administración. En 2012, con la nueva administración se reabrieron las bibliotecas, como parte del nuevo Plan de Desarrollo Municipal para este cuatrienio. En esta ocasión el proyecto de la Red forma parte de un convenio marco suscrito entre el Municipio de Castilla La Nueva y la Corporación Cultural Entreletras (ONG con 31 años de experiencia en el tema), entidad encargada de su administración y desarrollo.



Recursos, apoyos y alianzas

Los principales recursos que hacen posible el proyecto lector de Castilla La Nueva, han sido los didácticos, educativos y lúdicos, orientados hacia toda la población, y en especial hacia los beneficiarios de la Red y los mismos bibliotecarios y promotores de lectura.
En primera instancia se ha desarrollado una actividad permanente de capacitación (en Castilla, Villavicencio y Bogotá) a los promotores de lectura (bibliotecarios), por convenios y alianzas con entidades como Fundalectura, Banco de la República, Ministerio de Cultura y la Red Distrital de Bibliotecas de Bogotá. Se tienen talleres permanentes de lecturas y escrituras creativas dirigidos a niños y niñas, uno en la biblioteca de San Lorenzo y otro en el casco urbano. Se realizan actividades permanentes de lúdica, teatro y cine al parque en las sedes de las bibliotecas; todas alrededor de la magia del libro.



El apoyo institucional, la convicción del alcalde y su consecuente compromiso y prioridad de gobierno frente al tema cultural en general y al de la Red Local de Bibliotecas en particular, ha sido fundamental para su desarrollo y éxitos obtenidos.
En este mismo sentido se ha pactado una serie de alianzas, en primera instancia con el Núcleo Educativo del Municipio y sus instituciones educativas, profesores y estudiantes, quienes han sido involucrados como actores fundamentales para llevar a cabo este proceso de lectura y bibliotecas; igualmente con las diversas Juntas de Acción Comunal, y los padres de familia, también fundamentales en el proyecto.




El principal recurso

Pero por encima de todo, está el recurso más importante de Castilla La Nueva: su gente. Los niños, niñas y jóvenes de Castilla La Nueva están completamente engolosinados con sus bibliotecas, pues muchos jamás habían pisado una y para otros la biblioteca era un simple y remoto recuerdo, ya que duraron cuatro años cerradas.
Todos disfrutan de las diversas actividades (ya descritas) que se desarrollan a través de la Red.
El servicio de préstamo a domicilio, ofrecido por todas las bibliotecas, ha potencializado los índices de lectura.
Un dato adicional: la pérdida y daño de libros no llega al 1%, resultado de que sus beneficiarios saben y sienten que esos libros son suyos y hay que cuidarlos.
La coordinación de los servicios de la Red con los docentes, ha optimizado el disfrute y elevado el nivel académico de los estudiantes, a la vez que ofrece un importante índice en el aprovechamiento del tiempo libre.



Los beneficiarios de los talleres y las demás actividades que se desarrollan alrededor del proyecto, se interesan cada día más por leer, aprender y disfrutar de la lectura. Según los mismos docentes, se ha mejorado el nivel de comprensión de lectura entre la población estudiantil y juvenil.
Es de destacar igualmente el interés de los promotores de lectura por mantener activas sus bibliotecas y por seguir capacitándose cada día.
Un elemento aparentemente inadvertido, pero que ha dado los mejores resultados es la magia que produce el libro leído en voz alta, y que cautiva cada vez más lectores (de todas las edades).
Lo mismo ocurre con las actividades lúdicas y recreativas alrededor del libro, que llaman poderosamente la atención.



Garantía de continuidad

La continuidad y permanencia del proyecto está garantizada por cuanto se encuentra inscrito en el nuevo Plan de Desarrollo del Municipio, como un compromiso institucional. En el mismo Plan de Desarrollo se incluyó la construcción de la nueva Biblioteca Pública de Castilla La Nueva, que debe comenzar a construirse a finales de este año, y que se debe dar al servicio en el año 2013, con una inversión ya aprobada de $1.200 millones, lo que va a ampliar y fortalecer enormemente el servicio y la Red.



Es importante señalar que para el nivel en que se encuentra Castilla La Nueva (en la franja de menos de 10 mil habitantes), es uno de los municipios de Colombia que más oferta bibliotecaria ofrece a sus habitantes, y no solo en cantidad y calidad de títulos, sino en la oferta real de actividades generada por el proyecto, que –vale señalar– ha priorizado, como muy pocos municipios en el país, la lectura en las veredas.



El mejor resultado se ve en los niños, niñas, jóvenes y adultos del municipio, quienes demuestran con hechos, que han adquirido un sentido ejemplar de pertenencia hacia estos espacios vivos de la cultura y del vuelo de la palabra, como una manera clave de vivir en paz: Su Biblioteca.

Jaime Fernández Molano / Presentación del libro Mi mundo de aventuras y otras historias, de Juan David Botero Ospina

(La historia detrás de la edición de este libro escrito por un niño de 9 años)


Juan David Botero Ospina, autor de 
Mi mundo de aventuras y otras historias

Uno
       No he encontrado hasta ahora la primera madre que hable mal de su hijo. Es más, que no hable maravillas de su hijo. Y esta no podía ser la excepción.
      Cuando Gloria, la mamá de Juan David, me contactó, no hizo más que confirmar la regla: tengo un hijo que es un genio, tiene que conocerlo porque es maravilloso, tiene un talento que ni se imagina, escribe desde que era un bebé, y ya tiene como cincuenta cuentos escritos. Y –para rematar– me dice que Jairo Aníbal Niño (sí, el escritor, el famoso escritor) dizque había sido su amigo y era gracias a él que su hijo escribía todas esas historias.
      Imagínense ustedes, queridos lectores, quién le podía creer ese mundo de afirmaciones. Y yo no sería la excepción.
      Pues bien, lo primero que hice –o mejor, lo segundo, porque lo primero fue dudar de todo lo que me dijo– fue decirle que sí, que me enviara los textos por correo, que otro día hablábamos, que yo la llamaba, que felicitaciones por tener un hijo tan maravilloso, etcétera, etcétera. ¡Ah!, y que, claro, yo le devolvería la llamada.
      Pasaron los meses y me olvidé del asunto, de Gloria y, por supuesto, de su hijo superdotado.

Juan David y la portada de su libro
(En lanzamiento, Villaviencio, Meta)

Dos
       Un buen día contesté el teléfono y del otro lado de la línea estaba la voz de Gloria, que dulcemente preguntó por los textos que me había enviado. ¿Cómo le parecieron? –me dijo. Buenos, le respondí –tuve que mentirle, pues no los había leído–. Pero inmediatamente traté de enderezar el asunto, de corregir mi error, y le dije que quería conocer al niño, hablar con él sobre los textos, en fin, salir de ese lío de una vez por todas.
      Esa misma noche me dediqué a leer los textos de Juan David.
      Fue increíble ver y sentir ese mundo desbocado, esa locura tejida por un inventor de historias, de tramas, de vuelos sin límites; una verdadera explosión de talento y de aventuras, de alguien que tenía mucho, mucho que contar.
      Pero seguía la duda, que solo podría resolver al entrevistar al niño, para descartar cualquier intervención de mano adulta en los textos.
      Ahora era yo el ansioso. Nos reunimos con el niño, y comencé a preguntarle por sus historias, que fue refiriéndome una a una: este cuento lo imaginé un día que fui de pesca con mi abuelo; aquella historia la hice pensando en mi perro Manolo; la otra la inventé cuando vi la navaja de mi abuelo y me imaginé que podía tener poderes mágicos. En fin, no solo se resolvieron mis dudas, sino que algo quedó perfectamente claro: el autor de esos textos era Juan David Botero Ospina, un niño que llevaba casi cuatro años contándole a su madre historias, que ella iba escribiendo en cuadernos y después pasaba al computador, tal cual le habían sido dictadas por su hijo.
      Debo decir aquí, que desde el primer contacto con Juan David, éste se desenvolvió en un diálogo fluido que casi no para, como si narrara otra historia sobre sus propias historias. Y aquí otra sorpresa: Gloria me dijo aterrada que el niño nunca hablaba con tal soltura, que generalmente tartamudeaba, pues tenía problemas de expresión oral y escrita.
      Creo que ese fue el mejor indicio para la excelente relación que nació ese día.

Juan David Botero Ospina en el acto de lanzamiento de su libro
en Villavicencio.

Tres
       El resto fue trabajo. Sí, les propuse a sus padres que para sacar adelante estos textos, con el máximo cuidado posible, deberíamos realizar una serie de talleres personalizados. El método era sencillo, pues se trataba de que los textos fueran corregidos por el mismo autor, y para ello debía comenzar a identificar sus propias falencias, sus propios errores y aprender a corregirlos, a hacer más coherentes, más entendibles y mejor redactados esos borradores iniciales que le había dictado a su madre. Y así fue.
      Por ejemplo, lo puse a leer el comienzo de tres de sus textos y le pregunté qué veía. –Pues que todos comienzan por ‘Había una vez’, –me dijo. La tarea fue encontrar alternativas distintas para iniciar sus historias. Y así lo hizo.
      Otro ejemplo: en un texto suyo debía buscar la palabra entonces. Y llegó a encontrarla 17 veces en uno solo. Ahí entendió que tenía que trabajar duro para reemplazar buena parte de esos términos con sus propias palabras y su propia imaginación.
      Igual sucedió con el trabajo de los finales, las formas de abordar las historias, su coherencia, en fin, el libro que hoy se publica fue el resultado de un trabajo –si bien dirigido– hecho por el autor. Y sí que aprendió. Con los últimos relatos ha afinado tanto el ojo que no necesita tutor. Discute y cambia o mejora lo que él considera. Claro, con argumentos. Porque también ha aprendido a escuchar. Pero sobre todo, a ser crítico de sus propias invenciones.
      Como editor le propuse algunos títulos para el libro, pero me ganó la batalla –con argumentos válidos– hasta que quedó como él quiso: Mi mundo de aventuras y otras historias.
      Ya en proceso de edición final –y sin habérselo sugerido siquiera– me envió un correo con la dedicatoria que debía ir en el libro. Y así se hizo. Definitivamente éste es un jovencito que, además de talento, tiene criterio.
      Aquí es importante decir que a Juan David se le explicó, y lo ha entendido perfectamente, que esto de la escritura –y de la creación en general– está soportado en tres pilares fundamentales: la imaginación, las vivencias y el conocimiento. Y por supuesto, se cristaliza con trabajo, con mucho trabajo.
      La imaginación y las vivencias le sobran, por eso está centrado en el tema del conocimiento, y hasta ahora, que se sepa, nadie ha podido descubrir una manera distinta de lograrlo que no sea con la lectura, que, además de abrirle un mundo de infinitas posibilidades, le alimenta la riqueza y la fluidez del lenguaje.
      Lo ha tomado en serio: lee, no por imposición sino por convicción y con plena libertad, porque la idea es que lea, lo que se le venga en gana, pero que lea y así pueda ver cómo es que los otros construyen las historias; que aprenda los trucos y los practique en sus textos. Lo otro que debe hacer es dejar la pereza y comenzar a escribir más que a dictar sus textos. Ahí vamos.
      En cuanto a los textos que se publican en este libro, se han conservado la estructura lingüística del niño, los giros propios de su edad y la forma de expresarse. Solo hemos corregido ortografía y coherencia en el manejo de tiempos, de género y de número.
      El resto de asuntos (la desbordada imaginación, el manejo de tramas y personajes y sus locas historias) son de entera culpa y responsabilidad de Juan David. De Juan David Botero Ospina, el pequeño gran escritor de historias y aventuras, quien ya prepara su próximo libro, que ha titulado ‘El cocodrilo viajero’, y otro sobre piedras mágicas, que va en su segunda parte.
      Creo que Juan David es un afortunado que no solo ha sabido aprovechar al máximo ese talento e imaginación propios de los de su edad, sino que ha sabido impregnar estas historias con alas propias, aderezadas siempre con el profundo amor que le prodigan sus padres y su entorno familiar.

Portada del libro (Editorial Entreletras, mayo de 2012)
Ilustraciones de Luis Miguel Ortiz López

Tres textos de Juan David Botero Ospina

Del libro Mi mundo de aventuras y otras historias
(Editorial Entreletras, Villavicencio, 2012)


Perro viejo… se hace nuevo

Hace mucho tiempo un perro que estaba en una granja se sintió muy viejo y decidió morirse. Los abuelitos que eran sus dueños lo llevaron a una granja  donde no había nadie para que se muriera, pero en esta granja no había ni humanos ni animales, solo perros... esos perros lo ayudaron a ser como nuevo y el perro regresó a la granja a ser feliz a los abuelitos, porque es el mejor amigo de los abuelos, y ya no necesitaba morirse.

¡Pero pasó algo terrible!: que los perros que lo ayudaron a ser como nuevo se envejecieron, entonces el perro nuevo los ayudó a ser nuevos, les dio media vida a ellos y la otra mitad para él. Y así terminó feliz la historia. 

(Este cuento es para Manolo, mi perro que vive en la casa de mis abuelitos). 

Octubre 16 de 2007 (a los 5 años)

  
Las mil brisas

Unos días de mucha pero mucha brisa, vi mil vientos pasar por mis ojos y vi que ellos creaban tormentas y huracanes y siempre pensé que iban a formar lo más impresionante para mí de los llamados huracanes gigantes. Hasta que un día cuando vi los mil vientos, vi acercarse algo muy pero muy grande, entonces vi que se acercaba un poco y también vi que se alejaba un poco.

Lo quise ver desde cerca, era un enorme pero enorme huracán; lo vi y así fue muchos días y fui feliz entre esos vientos. Pero un día vi un huracán que se acercaba muy rápido a mi casa, entonces iba a llegar hacia mí y cuando llegó me llevó encima de él, me hizo entrar y desde arriba vi mucho del mundo y vi mi país Colombia y Villavicencio y otros países y vi al mundo desde ahí.

Me sentí muy feliz ya que los vientos que me llevaron a ver al mundo siempre me gustaron y desde ahí recordé mucho todo el mundo.

Esa fue mi historia de los mil vientos, en medio de una brisa fuerte pero muy feliz.

Mayo 9 de 2011

El árbol contaminado

Era un día en que el hombre creó una maquina contaminante, pero el hombre no la podía usar contra él mismo, entonces tomo un árbol muy duro y fuerte, lo puso en la máquina, pero no sabía que también se iba a mutar, entonces el proceso fue transformando al árbol en otra cosa, el árbol se escapó al bosque y cuando despertó tenía otra forma, ya no era un árbol normal sino un árbol muy pero muy distinto a los demás, podía moverse y caminar.

Sus amigos se aterraron al ver que uno de sus mejores amigos había cambiado, lo iban a abandonar pero vio a un árbol muy caído y lo tocó y cuando abrió los ojos se había curado, todos sus amigos se sorprendieron ya que él podía curar y lo pusieron “El Poderoso Tuxzon”, entonces se acordó de algo, se convirtió así, porque las máquinas y el humano lo contaminaron, luego quiso ir a castigarlos, les ayudó a los otros árboles a que caminaran, entonces cuando los árboles pudieron caminar fueron a castigar al humano y llevaron también a algunos animales.

Como el humano tenía tantas máquinas de contaminación, el Poderoso Tuxzon encontró algunas y con sus amigos árboles Dani, Dress, Xircon y otros, las destruyeron. Entonces un humano los vio, llamó a las máquinas, a hombres y hasta a policías para que destruyeran a los árboles, y comenzó la lucha árboles, animales contra humanos y máquinas.

Dani vio que al Poderoso Tuxzon le iban a disparar y saltó muy alto y apartó al poderoso Tuxzon; la bala disparó hacia Dani y los otros árboles también estaban muriendo, hasta que todos los árboles estaban muy heridos y derrotados y el Poderoso Tuxzon le tocó luchar solo.

Él les gano a las máquinas y a los humanos, pero aun quedaba un humano y una máquina; el poderoso Tuxzon se preparó con todo, entonces sus ramas se volvieron muy gruesas y sus hojas se levantaron, sus raíces se volvieron tan filosas como un cuchillo, sus tubos de agua se inflamaron y fue duramente a la guerra.

El humano y la máquina casi destruyen al gran Tuxzon, pero él tenía un arma secreta: tres cañones que lanzaban una combinación de savia, oxígeno puro y un extracto de frutos, semillas y aroma de flores, convertidos en una clase de líquidos muy fuertes. El poderoso Tuxzon disparó al hombre y a la máquina. El hombre se dio por vencido y la máquina quedó destruida.

Los árboles pudieron vivir en paz.

Mayo 3 de 2011