miércoles, 30 de marzo de 2011

De los amores y los anuncios

Connected by Kasey McMahon
Jaime Fernández Molano
DE LOS AMORES Y LOS ANUNCIOS

El bello joven asomó desde la calle su rostro a la ventana. Ella, sorprendida y aún sin entender, vio cómo de un saltico, el muchacho penetró la morada y estuvo a su lado; tomó su cintura, se estrecharon los cuerpos, bebieron la sed de sus labios y fueron uno solo en el lecho. Abrazos, caricias, frasecillas, besos, frío, calor, gemidos, sudor, gritos, volcanes, suspiros, humedad, quietud, descanso, crepúsculo.
Más tarde, embriagada en el éxtasis supremo, ella escuchó una voz que alejándose decía: no temas, mujer, porque has concebido en tu seno y darás a luz un hermoso hijo a quien pondrás por nombre Jesús. El reinará por los siglos, y su reino no tendrá fin.

Jaime Fernández Molano
Mis muertes
Villavicencio, Fondo Editorial Entreletras, 1999

lunes, 28 de marzo de 2011

Harold Kremer / Citas

Escritura
Copacabana, Rio de Janeiro, 2010
Foto de Triunfo Arciniegas

Harold Kremer
CITAS


Todo mundo sabe que los sueños hacen parte de la realidad. Y el que no lo sepa, sencillamente está jodido.


Lo real no es solo lo sensorial. Para mí, entre otras, el imaginario hace parte de lo real, puede que no lo sea para un académico sin emociones, pero para el común de la gente eso hace parte de su vida.


Yo sigo sorprendiéndome del mundo, sigo siendo un niño. En la niñez nos formamos para el resto de la vida. Las preguntas más trascendentales vienen de la niñez. Es el período en el que pasamos de lo fantástico a lo real y en el que nos resistimos a aceptar ese mundo nuevo. Creo que es el verdadero momento en que somos rebeldes, y también inocentes. En la búsqueda de conservar ese mundo es que podemos convertirnos en asesinos, policías, ladrones o escritores. Yo diría que el recurso de utilizar un narrador niño (en El prisionero de papá, por ejemplo) es contar un relato en el que ese personaje no tiene juicios o, si los tiene, son equivocados, o no son propios sino de los adultos. Esa carencia de competencia, esas limitaciones, le dan una carga semántica nueva al relato, convirtiéndolo, a veces, en un texto extraño (por ejemplo el comienzo de la novela de William Faulkner El sonido y la furia o la inocencia frente a la interpretación del narrador del cuento Es que somos muy pobres, de Rulfo). Esta focalización de una historia simple puede convertirse en un relato sugestivo, lleno de matices, de simbología y de candidez frente a la interpretación de un universo.  


Existe la supremacía de la novela fácil, de moda, con temáticas atrapabobos. Hoy en día todo mundo escribe bien. Cualquiera que entre, con algo de disciplina, a un taller de escritura, puede aprender tres o cuatro trucos para contar cualquier cosa. Sin embargo, el problema es otro. ¿Cómo los acontecimientos narrados son capaces de cuestionarnos hasta el punto de que tengan una trascendencia en nuestras vidas? ¿Con cuál mirada observamos, por ejemplo, nuestra época? ¿Desde dónde la pensamos?


Lo importante, me parece, es que la literatura nos ayude a vivir, bien o mal, pero que nos ayude.



Harold Kremer
El sueño de la muerte
Entrevista de Marcos Fabián Herrera Muñoz

viernes, 25 de marzo de 2011

Boris Vian / Citas



Boris Vian, escritor y músico francés

Boris Vian
Tres citas

"El humor es la cara civilizada de la desesperación."

"Niego que una cosa tan inútil como el sufrimiento pueda dar derechos a lo que sea, al que sea, sobre lo que sea."

"Lo que me interesa, no es la felicidad de todos los hombres, es la de cada uno."


Ilustración de Anabel Perujo

L’humour, c’est la politesse du désespoir.

Je conteste qu'une chose aussi inutile que la souffrance puisse donner des droits quels qu’ils soient.

Ce qui m´intéresse, ce n´est pas le bonheur de tous les hommes c´est celui de chacun.

martes, 22 de marzo de 2011

José Tolentino Mendonça / Calle Príncipe, 25

Alejandra
La Mancha, 2009
Foto de Triunfo Arciniegas

José Tolentino Mendonça
CALLE PRÍNCIPE, 25

Perdemos de repente
la profundidad de los campos
los enigmas singulares
la claridad que juramos
conservar

pero tardamos años
en olvidar a alguien
que sólo nos miró


Víspera del pájaro, detalle
Gustavo Tatis Guerra
Foto de Triunfo Arciniegas

José Tolentino Mendonça
CALLE PRÍNCIPE, 25

Perdemos  repentinamente
a profundidade dos campos
os enigmas singulares
a claridade que juramos
conservar

mas levamos anos

a esquecer alguém
que apenas nos olhou

viernes, 18 de marzo de 2011

Diez poemas

Botella
Cartagena, 2011
Fotografía de Triunfo Arciniegas

Jaime Fernández Molano
POEMAS

Piraña


Impunidad
que se pasea
bajo el agua.

 

Potranco


Toda
su libertad
en los muslos
del jinete


Efusión


Como el amor loco,
la boa
ama demasiado
entre sus brazos.

 

Alcaraván


Al subir
por el estrecho
vericueto
de sus patas,
el canto desesperado
                                  asciende,
                                              asciende,
asciende hasta su pico
para romper
los cristales
que habitan
en lo más alto del firmamento.


Luciérnaga


Como el deseo,
llega a encender
los fuegos
de la noche.


Alacrán


Cuando pincha
solo
quiere
compartir
esa emoción
que le desborda.

Abalizo


Cuando lamo
esa llaga
agridulce
que hay
por dentro,
sé que también
el alma
se pudre.


Punto de partida


La punta del alfiler
hiere mis ojos.

Al lado inverso
de la luz
deseo encontrar
viejas cenizas
que hablen
de mi existencia.


Llano


Tierra
tasajeada
por el hilo
imaginario
que galopa
entre su vientre.


Moriche


Péndulo
estático

De ti
el equilibrio
del horizonte.